Izquierda, Derecha del Weser

Bremen, Alemania, Agosto 2011

Read in English

A tan sólo diez minutos después de que el sol ahuyentara la lluvia y las nubes blancas, recibí una llamada a mi celular. Contesté, y una voz alegre y amigable me dijo “Hey man el sol está arriba, hay que hacer esto”.

Era Patrik, mi vecino de 22 años que aun es estudiante de arquitectura en la Hochschule Bremen.Yo había planeado con él hace un par de días un paseo en bicicleta por las calles verdes de esta ciudad pero el sol no había sido benevolente con nosotros como hoy. Nos reunimos a las afueras de nuestra casa ubicada en la calle  Haller Straße, en el barrio tranquilo y agradable llamado Findorff que para mi sorpresa me dijeron unos dias antes que había sido un campo de concentración en la Segunda Guerra Mundial. Tomamos nuestras bicicletas y estábamos listos para pedalear. Tomamos la  Augsburger Straße  a la derecha, y nos seguimos derechos saltando un par de aceras hasta atravesar un túnel que pasaba por debajo de las  vías del tren. Giramos nuevamente a la derecha y seguimos el camino de bicicletas que nos llevaría directamente hasta el río Weser, uno de los lugares favoritos de Patrik. “Este es el camino por donde diariamente ando hacia la  escuela. Me gusta mucho”.

Llegamos a un lugar que el llamó Europahafen o El Puerto Europa, que fue construido para atraer mayor comercio a Bremen. “Aquí vamos a hacer nuestra primera parada en  la Torre Weser” Patrik dijo, mientras iba en su bicicleta. La Torre Weser es un moderno edificio de oficinas con un bar en el último piso llamado Sichtbar con vista hacia el río Weser.”Me gusta este lugar, especialmente este edificio. Si te das cuenta el edificio es completamente transparente, la luz entra por todas partes y las persianas que se encuentran fuera se utilizan para regular los rayos incidentes. Una muy buena manera de ahorrar electricidad, además de que se ve muy bien, porque cada vez que un persiana se mueve le otorga una nueva cara al edificio.”

Patrik también me explicó que en sus estudios a los profesores hacen mucho énfasis en la utilización de la arquitectura inteligente o verde para resolver o prevenir problemas ambientales. Este interesante edificio tiene también una pequeña área recreativa que se encuentra en la orilla del río donde uno puede sentarse en las bancas de cemento en un día soleado y disfrutar de la pausa del mediodía, mientras uno almuerza. En una ciudad donde los rayos del sol son escasos, este tipo de lugares en donde uno puede recibir la fuerza del gran amarillo en todo su esplendor es DA HAMMER (el golpe) como muchos locales de Bremern suelen referirse a las experiencias sobresalientes.

Para llegar hacia nuestra próxima parada, seguimos el río dirección sur hasta encontrar el primero de los muchos puentes que lo cruzan. En medio del río hay una península que resguarda a lo que se puede referir como un suburbio dentro de la ciudad. Para entrar, hay que accesar un pequeño arco que es también la entrada del Museo de Arte Weserburg (que significa Castillo del Weser  Museo de Arte), en  donde se exhibe en su mayoría el trabajo de artistas locales. Al accesar la calle principal  llamada Teerhof Straße de este peculiar lugar Patrik me platico, “Me parece que a este lugar llegue por casualidad cuando me perdí camino a casa de mi padre. No creo que hubiera entrado por otra razón.” A esto añadió, “ Este lugar me recuerda de un castillo medieval con muros altos y rodeado de agua que servían para proteger a los tierratenientes de los riesgos de afuera “. Como arquitecto me explico  que prefiere trabajar en proyectos que unan a la ciudad y  eviten segmentarla ya que en su opinion estos lugares  ocasiona segregación y conflicto en la ciudad.

Apenas y observamos esta zona me guió a uno de sus edificios favoritos a tan sólo un par de cuadras de allí: El Edificio Beluga. “Este edificio es vanguardia pura. Ha ganado un par de  premios. Lo que me gusta es la forma en que está integrado a la atmósfera que se vive en esta  ciudad.” , me dijo apasionadamente. El edificio Beluga es la sede principal del Grupo Beluga una empresa de renombre mundial en la industria naviera de transporte pesado. Construido por HASLOB KRUSE + Partner, este edificio se asemeja a la fachada de un barco en el mar. En la planta superior, donde se encuentra un restaurante muy elegante llamado Outer Roads uno tiene la posibilidad de observar Bremen en todo su esplendor. El edificio funciona como punto de conexión para los que quieren admirar las dos partes de la ciudad como si uno estuviese en un barco, a la izquierda la parte vieja y a la derecha del Weser la nueva.

Al finalizar el recorrido Patrik cerro con estas palabras,”He estado en Viena y me encantó. Viajar a Viena me abrió los ojos a lo que el verdadero potencial de Bremen puede ser, y como arquitecto creo que es muy importante. Al viajar uno conoce nuevos lugares y aprender a valorar más lo que tiene  y el lugar en donde uno vive y más importante aun como poder mejorarlo.”

Patrik

 

Y así fue como Patrik y Bremen me dieron algo más en que pensar cuando uno viaja.

3576 Total Views 2 Views Today
  1. Pingback: Left, Right of the Weser River | Tasting Travels

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*