Bunny la Warmshower de Corazón

Annika and Bunny

Annika y Bunny

Para todos aquellos que no estan familiarizados con la comunidad de Warmshowers, aquí les paso su definición oficial que viene desde su sitio web www.warmshowers.org:

La Comunidad Warm Showers es un intercambio, gratuito a nivel mundial, de hospitalidad para cicloturistas. Las personas que estén dispuestas a acoger a cicloturistas que están de viaje pueden registrarse y proporcionar información de contacto. Así, de vez en cuando, puede que acojan a gente, además de compartir historias y una bebida.

Bunny ayudando a subir nuestras bolsas a su casa.

Bunny ayudando a subir nuestras bolsas a su casa.

Ésta maravillosa idea no sólo ha revolucionado la manera de viajar en bicicleta sino que ha catapultado esta actividad a nivel mundial el sitio ha crecido enormemente en los últimos años, actualmente hay más de 4,000 mil miembros a nivel mundial.

Sin embargo hay muchas personas que no conocen la comunidad pero actuan como si fueran miembros de tiempo completo de éste warmshowers. Muy cerca al río Mekong en Cambodia en el pueblo Prek Achi vive Bunny un miembro no inscrito pero activo de la comunidad de warmshowers.org.

 

La impecable Casa de Bunny

La impecable Casa de Bunny

Hicimos una parada en aquel pueblo para recuperar un poco el aire después de haber pedaleado más de 90km ese día. Nos paramos justo enfrente de un grupo de mujeres que platicaba sobre la calle. Deje a Annika con ellas mientras buscaba un lugar o un campo desolado en donde hacer del baño. Camboya es uno de los paises menos afortunados del mundo en cuando a infraestructura. De acuerdo con el libro de hechos mundiales de la CIA el 80% de la población carece de infraestructura sanitaria. También hace mención que mucha de la gente que vive fuera de las urbes carece de educación formal y habilidades profesionales, a esto hay que agregar que casi el 80% de la población en el país vive en las zonas rurales. Lamentablemente hay mucho que hacer en esta área, pero definitivamente lo que carece en estos rubros les sobra en hospitalidad y amabilidad en su gente.

Fotos de la Familia de Bunny

Fotos de la Familia de Bunny

Muchas de sus carencias provienen de un terrible pasado de guerra, la más lamentable la que se vivió en los años 70. Hace tan solo 35 años un episodio oscuro en la historia de la humanidad se dio aquí en Camboya cuando el general Pol Pot asumio el control del país bajo su grupo mejor conocido como el Jemer Rojo. Junto con ellos masacraron a más de un millón de camboyanos, la gran mayoría estudiados y profesionales, con la mira de limpiar el país de esta población para crear su utópica tierra de campesinos bajo un sistema comunista. Sus planes fracasaron para fortuna de todos pero su legado de dolor y de daño a la infraestructura social del país aún persisten. Afortunadamente la gente de Camboya lucha hacia un futuro mejor y han aprendido a olvidar y muchos otros a perdonas estos actos incompresibles de la humanidad. Un gran ejemplo es nuestra amiga Bunny.

Bunny escribiendo un mensaje en nuestras bolsas.

Bunny escribiendo un mensaje en nuestras bolsas.

Cuando regrese de deshacerme de mis pertenencias orgánicas Annika me recibío con una buena noticia “Hey, ¿adivina qué? Ella es Bunny una maestra de inglés y nos ofrece su casa para pasar la noche”. Me sorprendió gratamente la respuesta. Inmediatamente empezó a ayudar a subir nuestras cosas a su casa. También insistió de manera amable que fuéramos al río a bañarnos antes de que el sol se ocultará. Su casa era sencilla pero impecablemente limpia, me sentí un poco mal de ensuciarla con mis ropas sucias. Así que me apure en subir las cosa para irnos a bañar al río.

Bunny es la hija mas grande de dos hermanas, y como toda Camboyana es trabajadora y lucha para forjarse un mejor futuro para ella y para su futura familia. Tiene su trabajo como maestra de inglés pero nos platicó que espera el regreso de su novio, que actualmente trabaja en Corea del Sur. El esta tramitando los papeles para que ella y el puedan regresar a Corea a vivir juntos y después casarse.

“Mi novio hace mucho más dinero en Corea que aquí por las mismas horas de trabajo”, nos decía. Una historia que he escuchado muchas veces en distintos países bajo circunstancias diferentes. En Camboya alrededor de 4 millones de personas viven con un ingreso de $1.25 USD dólares al día. Y más del 50% de la población es menor a los 25 años de edad.

Sin embargo en vez de concentrarme mis pensamientos en ella y los problemas que intuía tendría que enfrentar para lograr lo que quería me centre en observar lo que hacía. Mientras seguía platicando con nosotros aseaba el piso una vez más y visitaba el otro cuarto donde estaba la cocina para supervisar la comida. Cuando quería hablar con su vecina, solamente tenía que gritar y su voz traspasaba las paredes flacas de bambú con las que estaban hechas. Se veía activa y muy amigable hacia nosotros, digo nos había abierto las puertas de su casa. “ El mes pasado se quedaron aquí una pareja de Italianos”, nos compartió su anécdota con su tímido pero correcto inglés. Tuve el presentimiento como si ya estuviera emocionada de recibir a la próxima pareja en dos llantas, le dije que si sabía de gente en ruta, seguro se las enviaría.

 

La Cocina de Bunny

La Cocina de Bunny

En cuanto la comida estuvo lista nos sentamos con sus papas en el piso a degustar del banquete. Tanto sus padres como ella nos dieron la seña de que podíamos tomar lo que queríamos. Comimos una sopa de pescado con arroz y otro platillo que no puedo ubicarlo en mi mente. Con el hambre que tenía toda la comida me vino muy bien.

Al final de la cena, ella nos preparo un lugar para dormir usando unas cobijas y unas sabanas que guardaba en un armario de madera que también actuaba como un divisor para otro cuarto. Nos acostamos y hasta nos ofreció un ventilador eléctrico para espantar el calor en la noche. En un país rankeado en el numero 145 en producción de energía eléctrica en el mundo, tener un ventilador toda la noche es un lujito muy bien apreciado. Tanto las sabanas como las cobijas olían a flores, como si las acabaran de lavar recientemente. Ese día dormí 9 horas ininterrumpidas como bebe.

Bunny y su Mamá

Bunny y su Mamá

El siguiente días nos tomamos un par de fotos juntos, y desayunamos los restos de la cena con un gusto tremendo. Nos intercambiamos correos. Cuando nos despedimos ella nos dio un abrazo. Tengo que decir que más que un baño caliente o una comida deliciosa ella nos dio lo mejor de su calidez humana. Nunca la vamos a olvidar a nuestra amiga Bunny.

 

5377 Total Views 1 Views Today
  1. Hector says:

    Es incomprensible muchas veces que algunos grupos de personas pasen por situaciones tan duras y sin embargo han aprendido a perdonar. Ejemplo muy digno de seguir…

    • admin admin says:

      Sí de acuerdo contigo, hay mucho que aprender de tantas personas con realidades tan distintas a las nuestras y a la vez en viviendo en el mismo planeta!.

  2. Roci Herrera says:

    ¡La gran familia humana! Gracias por compartir
    :o)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*