En Bicicleta por Canada: Golden y Revelstoke

Warmshowerers are always welcome at Tanya's in Golden

Warmshowerers are always welcome at Tanya’s in Golden

Tijuana, BC, Marzo 2016

Bicicleta por Canada

Dejamos el paraíso, los parques nacionales de Canada. Poco a poco nos acercábamos a la zonas más pobladas de Canada. Nuestro destino Revelstoke. Para eso teníamos que pasar por unas pequeñas montañas. Lo bueno es que nuestros ánimos estaban por los cielos. Es difícil no sentirse contento después de presenciar las maravillas de la naturaleza. Me siento un poco mal al pensar que los lugares más bellos que hemos visto durante nuestros viajes han sido los lugares donde hay menos humanos o donde los humanos no viven.

Nos habían prometido una vista espectacular a lo largo de nuestras subidas. Lamentablemente no fue así. En el estado vecino de E.U.A había un fuego forestal incontrolable que había crecido con los días. El humo del fuego forestal nos siguió durante todo nuestro trayecto de Lake Louise hasta Revelstoke. El humo era tan denso que no se disipo sino hasta que habíamos llegado a las afueras de Vancouver como unos 8 días después. Y aunque el humo no nos dejo ver las montañas verdes que nos rodeaban, pudimos admirar los rayos de sol que luchaban contra las nubes y el humo pintándolas de amarillo.

Lake Louise in the smoke

We could have had a cool view

Ochenta kilómetros después dentro de nuestro viaje en bicicleta por Canada llegamos a Golden, así es la ciudad dorada, al menos así se hacía llamar. El cumpleaños de Annika estaba muy cerca y tuvimos la suerte de llegar al hostal de Tanya de Escocia. Tanya es una señora a finales de sus 40´s. Amigable, directa y muy carismática es el alma y columna de su propio negocio que parece más una casa de refugiados aventureros. Las reglas son sencillas, sigue las instrucciones escritas en papeles pegados por todo la casa. Es difícil no llegar a ese lugar y no sentirte en tu casa, es por eso que todo mundo cuidaba que las reglas se siguieran y en la casa se sentía que reinaba la orden del caos. En realidad creo que todos cuidaban la casa porque querían mucho a a Tanya. Y que no hay que querer de ésta gran señora, te obsequiaba comida, te invitaba a hacer senderismo con ella y tan buena amiga se hizo de nosotros que en muy poco tiempo nos va a venir a visitar.

Kicking Horse Hostel Kitchen

La cocina donde le hice a Annika su desayuno Aleman 

Y continua nuestro viaje en Bicicleta por Canada

Resulta que su hostal tenía una promoción para todo aquél que pertenecía a la comunidad de warmshowers.org. Básicamente te deja acampar gratis en su jardín o te daba el 50% de descuento en cualquiera de sus otros servicios, ya sea un cuarto compartido o una recámara privada. Por ser el cumpleaños de Annika nos quedamos en un cuarto privado y la verdad se sintió como haber hecho una reservación en el hotel más lujoso de la ciudad. Festejamos la noche comiendo comida Griega y el día de su cumpleaños le hice de desayuno comida alemana.

Kicking Horse Hostel, Golden

Comfy times with great people in Golden, BC

Los días en Golden fueron muy tranquilos, nos dedicamos a tomar un par de cervezas, cocinas y relacionarnos con Tanya y las personas que hospedaban el hostal. De hecho tuvimos una visita, la visita de Mike que hace un par de semanas habíamos compartido una semana completa viajando en su carro. Siempre es agradable estar con el buen Mike.

Con toda la flojera del mundo al 4 día de estar ahí partimos. Cada vez es más difícil dejar un lugar, sobre todo cuando estas tan cómodo y no tienes que pensar en la lluvia, donde dormir y en las 5 subidas que nos esperaban para llegar a nuestro siguiente gran destino Revelstoke.

Así que un día lluvioso partimos y así con lluvia subimos las montañas, y así con lluvia cambiamos la cámara de una llanta que se poncho. Un gran tip para todos aquellos que les gustan pasear con bici, el agua lubrica cualquier amenaza que haya tenido la llanta. Es por eso que cuando llueve las pinchaduras están a la orden del día. Nosotros cargamos con ese tipo de parches que ya viene con pegamento, precisamente para éste tipo de emergencias. Porqué les digo, no esta padre arreglar pinchaduras de llantas a lado de una carretera muy transitada mientras llueve.

Camping in Illicillewaet

Nuestro Campamento en Illicillewaet

Todo el día había llovido y las nubes tapaban las montañas verdes frondosas con niebla del parque nacional Revelstoke. Se veía espectacular, pero como siempre yo siempre me preguntaba como se vería en un día asoleado. Para llegar a ese campamento tuvimos que subir 5 pendientes, cada una de ellas con su respectivo túnel, que aunque tenía señales de CUIDADO BICICLETAS, siempre eran un dolor en el trasero. El ruido, los carros cerca y los locos que creen que uno es de hule.

Mount Revelstoke National Park

El Bosque Lluvioso 

Mount Revelstoke National Park

Monte Revelstoke Parque Nacional 

No todo fue malo, de hecho pudimos caminar un sendero dentro de una de las reservas especiales que tiene el parque. Así que estacionamos las bicis y caminamos por los senderos del bosque lluvioso natural. El bosque era un caos hermoso, arboles caídos, musgo y fungi por doquier. Era como una ventana a un mundo en donde el ser humano no figuraba y sinceramente se veía todo muy equilibrado. Esa noche llegamos a un campamento mojados, hartos y cansados. Creo que nuestros vecinos lo notaron y para ayudarnos a sonreír nos obsequiaron un par de cervezas y nos compartieron un espacio en su fogata. La gente rifa.

Marc-Louis is a great chef!

Marc-Louis is a great chef!

Al siguiente día llegamos a Revelstoke e hicimos lo que casi nunca hacemos, pagamos un hotel, así es un hotel con bellboy y toda la onda. Fueron 85 Dlls Canadienses, que aunque incluían desayuno era un gran despilfarro de nuestros recursos, pero saben que no nos importo. Pudimos secar todo, porqué todo estaba mojado o húmedo o se sentía pegajoso.

Al día siguiente llegamos con un warmshower que era dueño de un hotel! Y que creen el buen Marc-Louise nos dejo quedarnos dos noches en una de sus habitaciones con desayuno incluido sin pagar un sólo centavo! Hasta nos hizo de cenar un pollo y nuevamente tomamos un par de cervezas. Durante el día explorábamos Revelstoke. Los pueblos en Canada son muy pintorescos, muchos de ellos viven del turismo aventura y natural. Así que hay mucho que hacer si tienes el $$ y si no como nosotros te tienes que conformar con caminar por los alrededores y participar en cualquier evento cultural gratuito que ofrezca el pueblo. Ese fin de semana hubo un par de conciertos al aire libre, no había mucha gente pero la música estaba bastante buena.

12040 Total Views 3 Views Today

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*