Rugby: el juego que une

The Dispute

Tbilis, Georgia, Junio 2012

Read in English

Era un sábado por la mañana, los All Blacks (el equipo nacional de Rugby de Nueva Zelanda) jugaba en contra de los Irlandeses. De ninguna manera Robin se iba a perder de éste evento.Así que aún con la resaca de los dias anteriores Annika y yo accedimos gratamente a acompañarlo al bar Irlandes para ver el juego.

Nos vestimos todos con camisas negras, tomamos a su perrita llamada Molly y partimos al bar viendonos como un pequeño grupo de amigables hooligans. Al llegar al bar Robin ordeno nuestro desayuno, “Tres Bloody Marys y tres chachas”. Yo ya me sentía borracho otra vez con tan sólo oler la bebida. Annika tuvo menos problemas en beber la bebida, a pesar de que había bebido mucho más que yo el día anterior. La noche anterior fue cuando conquistamos el título de World Master Beer Pong en un torneo organizado por el pub de Mochileros de Tbilisi.

El partido estaba por empezar en la televisíon la dueña del pub irlandés, una mujer pequeña de voz profunda llamada Rebecca, vestida de verde para el juego. Saludo cordialmente a su rival del partido Robin, el neocelandés: “Los irlandeses aplastaran a la escoria kiwi”, gritaba en un tono burlon pero sorprendentemente amigable. Robin respetuosamente contestó: “Los All Blacks se comerán a los irlandeses antes de que puedan aprender a decir kiwi”. Y ahí fue cuando sentí el martillazo de la Bloody Mary. Después de eso, cuando mi cabeza entro en razón, me di cuenta de la importancia y la pasión de un mundo totalmente desconocido para mí, el mundo del rugby.

A medida que el partido transcurría Robin brevemente nos explicaba las simples reglas del juego. Para mí, el rugby siempre será una combinación de fútbol y fútbol americano, aunque la historia del rugby se situé en algún punto intermedio de los dos. Las reglas son simples: llevar el balón hacia el lado opuesto del contrincante a la zona de anotación. El chiste, no se puede pasar el balón hacia adelante como en el fútbol americano. Sólo se puede avanzar corriendo con el balon y pasarlo hacia atrás e intentar romper la línea de defensa del contrincante. Se vale taclear y arrebatar el balon del contrincante y así generar la lucha de territorio. El que lleva la pelota más veces a la zona de anotación gana, este logro en el rugby lleva el nombre de Try y tiene un valor de 5 puntos. Hay otras reglas, pero la esencia del juego se reduce en quién logre tener más poder y convicción de querer ganar el partido.

Después de dos Bloody Marys más y una cerveza el partido terminó en una aplastante ventaja en favor de los All Blacks. “Roberto, en Nueva Zelanda sólo hay una religión y se llama rugby”, Robin festejaba al final del juego. Felices, borrachos y alegres recibímos una llamada de uno de los amigos de Robin. “Muchachos, nos acaban de invitar a atender al juego de la Selección Nacional de Georgia ésta misma tarde en contra de Ucrania”, nos informó alegremente. Déspues de roposar un poco nuestras bebidas, tomamos un taxi junto con los amigos de Robin : Zuker y su hermano y nos dirigimos al estadio. Compramos un par de cervezas más y una bandera de Georgia para apoyar a los Lelos (apodo de la Selección Nacional de Georgia). Actualmente los Lelos estan ubicados en el puesto 14 del ranking mundial y se dice que estan escalando puestos rápidamente.

Familias y amigos se reunieron fuera del pequeño pero bien construido estadio de rugby. Los niños jugaban con el balón y el entusiasmo se podía sentir antes del partido.El juego estaba a punto de comenzar, los himnos nacionales se entonaban. El equipo georgiano vestía de un reluciente rojo y los contrincantes ucranianos en un intenso azul eléctrico. Era imagen energetizante, una demostración de orgullo de ser hombre, guerrero dotado de poder. El protocolo terminó y los guerreros se dirigieron al campo de batalla. El juego comenzó.

A pesar de que fue nuestro primer juego de rugby y con las reglas del juego aprendidas, nos inundamos por completo en su pasión. Georgia fue el primero en anotar y animó aun más los ya exaltadas emociones de la audiencia. Nos adaptamos perfectamente entre la multitud, las cervezas seguían llegando, incluso de las manos de extraños. Palmadas en la espalda y miradas de fraternidad se sentía una alegría generalizada de tener la suerte de estar ahí. En ese mismo juego Robin animó junto a Rebeca, su rival de la mañana, a favor de los Lelos. Al parecer, el lugar que ahora comparten como su hogar (Georgia) borra cualquier rivalidad que hubíese entre ellos por el mismo juego.

Al final Georgia se levantó con la victoria. El público aplaudió al final del juego y aplaudió respetuosamente los esfuerzos del valiente equipo ucraniano. Un deporte que une a la gente, no nos olvidemos de lo que Nelson Mandela y la selección sudafricana de rugby enseñó al mundo. Para mí hoy es mas claro porque el rugby hace lo que hace a favor de la humanidad.

4673 Total Views 2 Views Today
  1. Omaita says:

    jajaja los “Lelos” hacen honor a su nick

    • Tasting Travels Team Tasting Travels Team says:

      De hecho juegan bastante bien – yo creo que al final de la temporada van a estar enter los primeres 12! Saludos, Annika

  2. Pingback: Georgia, viaje en bicicleta por el país.Tasting Travels

  3. Pingback: Rugby: the game that unites | Tasting Travels

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*