Música Gitana Húngara: Es una Parte de lo que Somos

Budapest, Hungary, October 2011

Read in English

Música en vivo gratis en estos días es fácil de conseguir. Buena música en vivo toma un poco más tiempo y esfuerzo conseguir. Pero música en vivo de gran calidad, eso es como encontrar un ataúd de monedas de oro bajo el arco iris y eso fue exactamente lo que encontramos por las calles de Pest.

En un rincón tranquilo, sobre la calle Thokoly hay un restaurante con 92 años de antigüedad bajo el nombre de Stefi. El propietario Sarosi Pal ha estado al mando durante los últimos 22 años ofreciendo música gitana húngara folclórica en vivo gratis para sus huéspedes. Consciente de ello, por la publicidad afuera del lugar decidimos entrar y descubrir de qué se trataba todo esto. Una cerveza fue suficiente para sentarse en este restaurante elegante, pero muy asequible y alimentar nuestros oídos con sonidos que refrescaban nuestra sed de buena música local en vivo.

Lejos de estar decepcionados escuchamos con detenimiento como el violín cantaba y luego como poco a poco los sonidos suaves que vinieron de lo que era un cuadro viejo parecido a un piano llenaron rápidamente nuestro anhelo por buena música. El dúo formado por Aluzika en el violín y Kasko Todor tocaban con orgullo y dominio piezas de Liszt, clásicos gitanos e incluso una versión de Fool on the Hill de los Beatles. Su innegable talento y su maestría no eran producto de la suerte. Después de su breve pausa, tuve la oportunidad de hablar con las estrellas del espectáculo.

“Cimbalom”, me dijo Kasko. Este era el nombre del instrumento que tocó. “Fünfzig Jahre”, dijo Kasko. Él estaba tratando de decirme en alemán el tiempo que había estado tocando el cimabalam y con las cejas fruncidas expresaba su ansiedad de querer decirme más cosas. Consciente de su frustración para comunicar todo lo que estaba tratando de decirme, Sarosi vino en mi ayuda. “He tocado en Israel, Alemania, Suiza y Hungría”, traducia Sarosi las palabras de Kasko. Sarosi también me dijo que Kasko Todor fue el músico de cabecera del Hilton en Budapest desde hace años y que también acompañó al famoso músico gitano Duko Elite. La tradición familiar y sus estudios en la Academia Húngara de Música también se encargaron de adiestrar a Kasko en este instrumento tan difícil. “Mein Vater auch Cimbalom, und auch meine Kinder spielen Cimbalom und Violín”, siguió con humildad a jactarse de su patrimonio cultural musical. Me pareció entonces que en cuestiones de música los gitanos nunca toman las cosas a la ligera. Con razones suficientes para satisfacer a cualquier experto en la música me sentí aún más orgulloso de haber tenido la oportunidad de escuchar y hablar con ellos.

La pausa terminó y la música una vez más llenó la atmósfera con su espíritu único. Antes de salir del restaurante Sarosi me confesó que pagarles a ellos no es una tarea fácil, especialmente durante la temporada baja. Entonces le pregunté por qué seguía haciéndolo si era tan difícil. Él asintió con la cabeza y respondió: “Es parte de lo que somos, ¿cómo no voy a hacerlo?”.

4653 Total Views 3 Views Today
  1. Pingback: Hungarian Folk Music- It's a Part of Who we Are | Tasting Travels

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*