Edmonton y la Inminente Llegada a Otro Paraíso

Llegando a Edmonton en el carril de bici.

Llegando a Edmonton en el carril de bici.

Diciembre 2015

Después de tener nuestra aventura en carro, seguimos con lo que nos acomoda más, la bicicleta. Tuvieron que pasar 60 días para que después de Anchorage llegáramos a a otra ciudad, de hecho la ciudad mas grande ubicada al norte de Canada, Edmonton

Entre las atracciones de Edmonton existe el segundo centro comercial mas grande del mundo (hasta con un parque acuático y toda la onda).

Centro de Edmonton

Centro de Edmonton

Nuestra llegada a la ciudad fue por razones circunstanciales, a Annika se le iba a vencer su pasaporte y tuvimos que hacer esos 1,000km fuera de la ruta planeada para poder hacer ese tramite importante. Por suerte una de nuestras amiga Kat de Christchurch, Nueva Zelanda es oriunda de Edmonton y ya nos había comentado que si algún día estábamos ahí que le podíamos caer con ellos. Y así fue como conocimos a otra linda familia Gary, Brigit (la mama de Kat ) y sus nietos Carter y Caris que estaban con ellos de vacaciones.

Gary y Brigit nos abrieron sus puertas, nuevamente sin conocernos sino por pura recomendación de su hija que junto con su novio Dan han sido de nuestros amigos mas queridos de Christchurch, Nueva Zelanda. Nos llevaron al museo de Ciencias Naturales donde acompañamos a sus nietos y aunque el museo era para niños aprendí algo muy interesante, los Dinosaurios tenían plumas! Y no sólo eso, sino que antes se pensó que el animal mas cercano a ellos era los reptiles sino los pájaros!.

Mehgan

Meghan

Gary también nos dio raite al centro donde Annika pudo aplicar para su pasaporte y después de atender la cita en el consulado nos decidimos dar un rol por la ciudad.

Una de nuestras primeras paradas fue al centro de información turística de la ciudad, donde nos atendió la carismática y alegre Meghan. Nos dio varios tips sobre la ciudad y se veía muy entusiasmada en promover a su ciudad. Por un momento se quejo de que algunos canadienses le hicieran el fushi a Edmonton, incluso llamando a la ciudad ¨Deadmonton¨, algo así como la ciudad dormida. Ella decía que muchos canadienses tienen la idea de que en esa ciudad no pasa nada, pero a nuestro punto de vista la ciudad tenía mucho que ofrecer.

Fuimos al centro y había un festival de teatro por toda la ciudad llamado FRINGE. Por todos lados se ofrecían obras de teatro, independientes o producidas por compañías reconocidas. Muchos de los temas de las obras eran temas controversiales , homosexualidad, adulterio, nacionalismo entre otros, lo que demostraba la libertad de expresión y arte que se vivía en ese lugar. También se vendía comida y cerveza, y hasta nos toco escuchar a un grupo de música haciendo su prueba de sonido ¨Scenic Route to Alaska”. En realidad la ciudad estaba mucho más viva de lo que los Canadienses, según Meghan le daban a la ciudad.

Nuestros amigos de Edmonton.

Nuestros amigos de Edmonton.

En la tarde Gary fue por nosotros y les cocine comida mexicana. Hice tacos pescado y les encantó.

Gary y Brigit fueron muy hospitalarios y amigables, de hecho una de las mejores tardes fue cuando jugamos 1,000. Un juego de dados en donde la meta es hacer 10,000 puntos y reír como se reía el vampiro de Plaza Sésamo. Y fue así que nuestra estancia en Edmonton paso muy rápido, así que

con nuestra misión cumplida de dejar los papeles en el consulado y convivir con ellos, partimos un Viernes por la mañana y nos fuimos dirección Jasper donde por fin tendríamos la oportunidad de ir por el famoso Ice Fields Parkway. Que resultó ser uno de los más bellos tramos de todo el viaje.

3273 Total Views 1 Views Today

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*