Cruzando el Ecuador en Bicicleta por Indonesia

El Ecuador en Bicicleta

El Ecuador en Bicicleta

Kuala Lumpur, Malasia, Diciembre, 2013

Cruzando el Ecuador en Bicicleta

Y aunque aquellos km de pesadilla habían quedado a tras, el camino no mejoro como Annika y yo lo habíamoss anticipado. Sumatra se reveló como el tramos más difícil que hayamos tenido en 2 años y fracción sobre llantas. Las subidas y bajadas eran imperdonables. Desde la distancia se veían paredes tras paredes que habría que subir y bajar con mucho más frecuencia de las que podíamos contar. Sin embargo de las cosas buenas, fueron las casa de huéspedes a las que llegamos, todas ellas a buen precio y con gente linda atendiéndolas. Evitamos acampar después de casi no dormir los últimos días y recobrar las fuerzas de empujar los 50 kilos entre el lodo y la jungla.

El Camino desde mi Bici

El Camino desde mi Bici

Al segundo día de pavimento llegamos a uno de los lugares que Annika quería llegar desde el inicio del viaje, desde que todo empezó. El Ecuador!, casi nos perdemos el punto si no es que mis ojos de águila lograron identificar lo que sería una especia de monumento viejo señalando la llegada al Ecuador. Habíamos viajado de sur a norte y por al menos unos cuantos días estábamos por primera vez al sur del hemisferio, en los terrenos del rugby, los choripanes, Nelson Mandela (que en paz descanse), entre otras maravillas. Nos paramos para sentirnos un poco grandes, y aunque el monumento estaba viejo, triste y descuidado al llegar ahí se sintió como haber llegado a una cumbre de moderada altura, sin exagerar.

Nos tomamos varias fotos, de las que aquí mismo les presentamos. Seguimos nuestro camino pero el camino lejos de mejorar, se empeoraba. Quizá era nuestro cansancio, quizá estar tanto tiempo lejos de casa estaba afectando, pero sin ser las subidas y bajadas mas fuertes a las que nos hemos enfrentado nos costo mucho trabajo pedalear.

De camino la gente siguió siendo lo más positivo del viaje, amigables y siempre contentos nos ofrecieron buenas recomendaciones de comida, entre ellas la pasta frita y el pollo frito.

El Ecuador

El Ecuador

Aunque nunca nos acostumbramos a las subidas y bajadas, hubo otra cosa peor que eso, el sonido doloroso del claxon de los camiones de paso. De por si las calles eran angostas y sin carril de emergencia para carros, nuestras bicis paseaban libremente entre el tráfico de motos, camiones, carros y camionsotes, he de decir casi todos con mucho respeto a nuestro espacio pero cargados de emoción de tocar el claxon para mostrar su apoyo. Lo que no sabían es que nos asustaban más de lo que nos motivaban.

Pesado, pesado!

Pesado, pesado!

En Pakambaru optamos por un transporte hacia Dumai, ahorrarnos 130 km de ésteres y peligro y llegar por fin a Malaysia.

Un amigo Croata nos pregunto que si recomendábamos Sumatra para andar en bici, nuestra respuesta fue clara: “Nosotros no le agarramos la onda, no tuvimos suerte, pero hemos leído y escuchado de gente que la amo, así que si quieres ir ve, pero puedes esperar esto..”.

Pedaleando con los Amigos

Pedaleando con los Amigos

Sería muy injusto manchar con malos comentarios a Sumatra, simplemente a nosotros no nos fue bien, pero eso no quiere decir que otros ciclistas no les pueda ir bien. Es cuestión de suerte, de animo y del clima, quizá esas mismas carreteras de lodo cuando están firmes son una maravilla pedalearlas! No lo dudo, el chiste es estar consciente que cada viaje es una experiencia personal y que no existen buenos o malos países ese tipo de juicios no les corresponde a nadie hacer. Al final no llevamos el mejor recuerdo de la gente linda que conocimos en el camino.

Annika subiendo el cerrito

Annika subiendo el cerrito

Al llegar a Dumai desde Pekanbru tomamos el ferry a Melacca, exploramos poco de Malasia esa vez, pues nos esperaban: dos presentaciones, una boda, un proyecto y amigos por ver. Al segundo día de pedalear en Malasia mi llanta trasera trono, llegamos a nuestro destino en tren, una señal de que mi bici también estaba cansada.

Acampando en la Playita

Acampando en la Playita

Como siempre la presentación tuvo un éxito enorme, hicimos muchos amigos y cada vez la estamos puliendo más para que este de lo mejor posible cuando lleguemos a México. Hay mucho por hacer en esto de promover el viaje en bici como un medio para cultivar la empatía.

Unos días antes nos preparamos para lo que sería nuestra siguiente aventura Australia!

A Dios a Asia!

A Dios a Asia!

2919 Total Views 1 Views Today

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*